Estilo Educativo

Colegio San Carlos > Estilo Educativo

Educación: concebimos la educación como un proceso de desarrollo integral de la persona, como un derecho humano, como un instrumento esencial de la unidad nacional, motor de desarrollo y de afianzamiento democrático.

El proceso educativo, se fundamenta y legitima en el carácter inacabado del ser humano que nace incompleto pero poseedor de unas potencialidades a las que tiene que desarrollar, orientar y actualizar. Es decir que toda práctica educativa lleva implícita la noción de perfeccionamiento, del pasaje de una situación a otra mejor, de un proceso dinámico que tiene un gran poder expansivo y de crecimiento capaz de generar un tránsito hacia un enriquecimiento de la persona y de la sociedad.
La educación es también un medio para la afirmación de la identidad personal y cultural, ambas necesarias para fortalecer las características distintivas y singulares de la región. Es necesaria, a la vez para la formación de una conciencia ciudadana y social favorable a los procesos de integración.

Evaluación: consideramos que la evaluación está integrada al proceso de enseñanza y de aprendizaje, proceso que se reacomodará de acuerdo con la información que la evaluación le proporciona. Por ello también afecta este proceso, lo que significa retomar algunos aprendizajes o buscar nuevas estrategias de trabajo toda vez que fuere necesario.

La evaluación también es un proceso de comprensión y reflexión sobre lo realizado y sobre lo que se está haciendo para poder proyectar la información obtenida en lo que se hará. Evaluamos no solo los productos, también los procesos, lo cuantitativo y lo cualitativo, lo individual y lo grupal, lo institucional y lo referido específicamente al aprendizaje.

Dentro del proceso de evaluación consideramos importante acordar criterios de evaluación por área, grado y ciclo, a fin de establecer líneas de trabajo institucional articuladas y coherentes.

Deben considerarse dentro del ámbito de la evaluación la autoevaluación de los alumnos, docentes e institución, institucionalizándola como una práctica facilitadora para comprender y mejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje.

Prácticas docentes: las prácticas docentes son aquellas acciones que los docentes llevan a cabo a fin de diseñar y desarrollar los procesos de enseñanza con el fin de posibilitar aprendizajes efectivos y duraderos, más allá del ámbito escolar.

Necesitan por lo tanto actualización y capacitación permanente dentro y fuera de la institución, para conformar criterios de decisión y acción reflexivos y no intuitivos que les permitan tener exacta noción de la importancia de su función y responsabilidad en el aula. Este, además, es el comienzo de toda práctica reflexiva y crítica, objetivo de todo buen docente.

Contenidos: la cantidad y complejidad de saberes que se producen y acumulan en la sociedad impone una selección posible para presentarlos en las instituciones; por lo tanto consideramos a los contenidos como: una síntesis de contenidos culturales seleccionados y organizados que guardan relación con determinados objetivos.

Los contenidos científicos son producidos en ámbitos externos a la institución escolar por lo tanto deben ser transformados en contenidos escolares, contenidos a enseñar por lo tanto contenidos a aprender. Para ello los docentes deben llevar a cabo la transposición didáctica. Este proceso reviste gran importancia ya que deben conservar la característica de científicos y sin embargo poder ser aprendido por los niños. Requiere, por lo tanto, una articulación entre áreas, grados y ciclos, para facilitar la profundización progresiva de dichos contenidos y la formación disciplinar de los docentes.

(Visited 286 times, 1 visits today)
Ir a la barra de herramientas