El objetivo general del proyecto de tutoría es consolidar la escuela secundaria de seis años articulando su dinámica dentro de la institución con los demás niveles y ámbitos de la comunidad, a fin de favorecer su crecimiento en lo referente a la gestión de una oferta educativa de calidad en el marco de una propuesta que integre los pilares de la permanencia y continuidad de aprendizajes, la terminalidad y los espacios de participación de los jóvenes.

En este proceso intervienen la renovación de las propuestas pedagógicas, identificando las necesidades sociales, afectivas y cognitivas de los alumnos, ya que cada uno de estos factores incide en el proceso de aprendizaje.

Uno de los ejes principales en los que se asienta el Proyecto de Tutoría, cuyo objetivo es lograr el acompañamiento pedagógico de todo el alumnado es en la figura del tutor que no se agota en el formato clásico, sino que tiene características ajustadas a las necesidades de nuestros alumnos y de nuestra institución. Los tutores establecen lazos con las familias, sus colegas y la comunidad.

Generan una estructura de apoyo y refuerzo de los aprendizajes, centrada en la consolidación de habilidades esenciales como la expresión oral, la comprensión lectora y la expresión escrita. Con esto buscamos afianzar los aprendizajes y fortalecer el proyecto de vida y la capacidad de decisión a fin de motivar a nuestros jóvenes para completar sus estudios y auto-gestionar una mejor inserción en el nivel terciario o en la actividad laboral. La orientación es un proceso de ayuda técnica en el que se acompaña y orienta al adolescente para favorecer decisiones reflexivas, autónomas y críticas, dentro del contexto social. El desarrollo del acompañamiento que proponemos, demanda un buen conocimiento de los alumnos así como también poner en juego procesos de negociación y mediación que conforman instancias de cooperación, supone una mejor calidad de la enseñanza tanto en la organización institucional de la escuela como en la tarea cotidiana del aula.